Boletín Informativo

Noticias

Cartilla informativa para familiares de enfermos alcohólicos
Cartilla del Alcoholico
     

 


Agencia Antidroga

Alcohol

El alcohol es una sustancia con la que muchas sociedades occidentales han aprendido a convivir a través de los siglos. Existen un consumo mediterráneo, tradicional en países como el nuestro, que llevado a cabo por adultos ha permitido un uso del alcohol sin grave daño para el individuo. Este uso consiste en pequeñas cantidades de bebida fermentadas (un vasito de vino o de cerveza, una vez al día) acompañado siempre de alimento.
Sin embargo el alcohol es una droga de abuso. Produce tolerancia, dependencia y síndrome de abstinencia. Cantidades superiores a las citadas en un adulto, o cualquier cantidad en un menor de edad, pueden causar un considerable daño.

Comunidad de Madrid
CONSEJERÍA DE SANIDAD
Agencia Antidroga
Télf.: 901350350 

Mecanismo de acción

El alcohol es un tóxico para la práctica totalidad de los órganos y tejidos del organismo.
Parte de los efectos tóxicos se deben al acetaldehído, que es un producto del metabolismo del alcohol en el interior de nuestro cuerpo. Se sabe, en cambio, que el alcohol afecta a la práctica totalidad de los mecanismos neurotransmisores, es decir, al mecanismo que conecta la mente, y el sistema nervioso en su conjunto, con el resto del cuerpo. Por eso cuando bebemos alcohol "controlamos" menos. Además, el alcohol potencia uno de estos neurotransmisores (el GABA), que tiene efectos depresores sobre el sistema nervioso central: por eso el alcohol produce somnolencia.

Una borrachera es una sobredosis de alcohol.

La "resaca" es un síndrome de abstinencia al alcohol.

Alcohol y desarrollo

El desarrollo físico de un individuo se completa aproximadamente sobre los veintiún años de edad. El ritmo del desarrollo es máximo entre los trece y los dieciocho años, por lo que es ésta la edad más sensible a todo aquello que pueda interferir el crecimiento y organización progresiva del organismo
Se sabe que los adolescentes que consumen alcohol tienen una capacidad de memorización claramente inferior a los que no lo hacen, y que este déficit es con toda probabilidad permanente.
El alcohol afecta al desarrollo de un modo que no es todavía plenamente conocido. ¡Se sigue investigando!

Efectos sobre el cerebro

El alcohol afecta gravemente al funcionamiento de las células de nuestro cerebro, a las neuronas. Hasta tal punto, que se calcula que un centímetro cúbico de alcohol es capaz de matar cientos de ellas. Tenemos muchas, es cierto, pero… ¡nunca se sabe cuando te harán falta! Lo cierto es que si se persiste en el consumo de alcohol, a medio y largo plazo nuestras facultades intelectuales serán sensiblemente menores.
Pero antes de llegar a esta fase, el alcohol produce unos efectos más sutiles. El alcohol, al ser un depresor del sistema nervioso, comienza su efecto anulando los circuitos cerebrales más complejos y especializados, como la autocrítica, que es la facultad que nos permite mantener una conducta equilibrada y elegante. Por eso el que ha bebido sin llegar a la borrachera, aunque se encuentra "estimulado" y eufórico, en realidad padece una desinhibición patológica que en la mayor parte de las ocasiones le hace comportarse como un patoso a ojos de sus observadores cercanos. En esta fase, además, es en la que se producen la mayoría de accidentes y agresiones provocadas por el alcohol.


Efectos sobre otros órganos y sistemas

Todos conocemos la relación entre el consumo de alcohol y la probabilidad de padecer una enfermedad del hígado, particularmente cirrosis. Sin embargo, se habla menos de lo enormemente tóxico que es el alcohol para el páncreas, un órgano tan delicado que todavía no puede transplantarse y sobre el que la cirugía es extremadamente dificultosa. Tampoco se comenta mucho que el alcohol es un carcinógeno: puede provocar cánceres de lengua, faringe o esófago. También favorece la aparición de úlceras gastroduodenales, de alteraciones de la sangre, la mayor probabilidad de infecciones recurrentes, de alteraciones metabólicas y de déficits nutricionales.
Además el alcohol es un tóxico para el corazón, produciendo arritmias y daño del músculo cardíaco.


 

Reducción del daño

Se eres menor de dieciocho años, no debes consumir alcohol.
Si eres mayor de edad, y vas a consumir alcohol, ten en cuenta lo siguiente:
" -Las bebidas destiladas (ginebra, ron, vodka, etc.)son peores que las fermentadas (vino o cerveza) porque tienen mayor cantidad de alcohol.
" -Las mujeres son más sensibles al alcohol que los hombres.
" -Debe consumirse alimento siempre con el alcohol, y mejor cuanto más graso. Una cantidad de frutos secos puede valer perfectamente.
" -El alcohol tarda un cierto tiempo en absorberse y distribuirse en el organismo, por lo que siempre vas a estar peor más tarde que en el momento de ingerir la bebida. Bebe siempre menos de lo que pienses que puedes tolerar sin problemas.

 

 


 

Información y tramitación

AGENCIA ANTIDROGA

Sevicio de Planificación, Gestión Administrativa y Servicios Generales
Plaza Carlos Trías Bertrán, 7. 28020 Madrid

Teléfonos 914 265 376 / 392

Comunidad de Madrid

CONSEJERÍA DE SANIDAD Agencia Antidroga

 

 




Agencia Antidroga
Sanidad

/

Historia | Qué dice la O.M.S. | Definiciones Médicas y Psicológicas | Test de Alcoholismo | Nuestro grupos de terapia
  Otros grupos y asociaciones | Conexiones Internacionales | Conexiones Nacionales | Boletín Informativo | Noticias

Inicio